REMARKETING Y RETARGETING. IDÉNTICOS, “SÍ”. PERO NUNCA IGUALES. por: Red Design Systems ‐ 14 Noviembre, 2017

IDÉNTICOS, “SÍ”. PERO NUNCA IGUALES.

Comenzaremos este post dejando muy en claro que en realidad el Retargeting y el Remarketing no son como muchos consideran “iguales”. En la actualidad se han popularizado bastante estos términos para crear campañas que permitan atraer nuevamente usuarios (dudosos o cautivos) y así formar vínculos que nos permitan llegar a generar conversiones de compra. Si indagamos en la web encontraremos que muchos difieren en su concepto confundiéndolos entre si dado que cuentan con la particularidad de tener en común el uso de la herramienta Adwords, demostrando así que son iguales. Sin embargo aunque comparten una misma idea de trabajo, y aun cuando tiene un proceso idéntico, se diferencian notablemente en sus objetivos y en la manera de cómo acercarse a los usuarios.

VAMOS AL PUNTO SOBRE EL TEMA

Empecemos hablando del REMARKETING”, el cual permite crear anuncios publicitarios específicos a través de Emailling orientados netamente a los clientes cautivos que han efectuado procesos de compra sobre nuestro portal web o redes sociales. Su principal objetivo es potenciar nuestro posicionamiento estratégico sobre la mente de nuestros clientes con el fin de atraer nuevamente a dichos prospectos y convertirlos en conversiones de compra nuevamente. De esta manera con el Remarketing nos acercamos a nuestro cliente con una estrategia más cercana, reconocimiento información más precisa de él, desde sus preferencias de compras, su “modus” de

pago y las categorías de su mayor interés; lo que permite de mejor forma generar procesos de automatización del marketing en nuestras empresas.

Por otro lado, el RETARGETING”, se traduce como “Volver a Mirar” es una técnica que se enfoca en la transmisión de un mensaje y lo hace principalmente por medio de las plataformas digitales. Su principal objetivo es recapturar usuarios específicos (potenciales clientes) reconociendo el recorrido que efectúa sobre la página a través de “tags” (etiquetas) o pixeles; a su vez que la actividad fuera de su página web. Su interacción con el cliente es mucho menos cercana aunque su estrategia de venta es de mayor forma agresiva dado que busca recapturar aquellos que se fueron del sitio y reposicionar en su mente la idea de volver para efectuar en proceso de compra.  Entre las empresas que han implementado esta forma de “recapturar audiencia” se encuentra Google y Facebook, que gracias a la actividad de los usuarios en línea ofrece soluciones publicitarias que redirigen a los usuarios a su sitio web o tienda online.

El Retargeting es visto también como un recurso que vive dentro del Remarketing, en donde el objetivo del primero se enfoca en recapturar la atención de un cliente potencial que podría estar interesado en el producto o servicio pero, que por sus diferentes razones dejo la página y no realizó ninguna compra. Mientras que el segundo se dirige al cliente ya fidelizado (cautivo) que anteriormente ya había efectuado algún proceso de compra y deseamos incentivarlo a efectuar otra potenciando el “Engagement” (enganche) de nuestra marca sobre él.

PROCESO

Cuando se registra el ingreso de un visitante a un sitio web, se marca internamente con una “cookie” (pequeños códigos de seguimiento), que es un pequeño archivo que envía un servidor al disco duro del agente que lo visita, con la información de los movimientos en la web de dicho usuario. Este se añade a una lista y, por medio de Google Adwords, se organiza la campaña de anuncios publicitarios que aparecerán en las páginas que visite este usuario. Para el caso del Retargeting dichos anuncios aparecen en fuentes propias (página web) como de terceros (Redes sociales, ads display), mientras que para el caso del Remarketing la campaña se realiza a través de mailling.

ACLAREMOS LOS CONCEPTOS

Imagina que vas caminando por una plaza y entras a una tienda. De pronto te gusta mucho un artículo, lo analizas y le preguntas al vendedor el costo, si hay más modelos y colores; sin embargo por algún motivo te vas de la tienda y tristemente no pudiste comprar nada. Mientras caminas, piensas que en verdad te gustó ese artículo y que tal vez (Si algún día vuelves) lo comprarías. En ese momento sería estupendo que alguien del equipo de ventas estuviera cerca para recordarte la marca y lo estupendo que sería que tú lo compraras, además de mostrarte las promociones relacionadas con ese artículo y los accesorios que podrían ayudarte a mejorar tu vida. Así funciona el Retargeting.

Imagina por otra parte que gracias a todos los esfuerzos de dicho vendedor te decidiste al fin a comprarlo, y entregas algunos datos personales (Nombre, celular, Email) al momento de efectuar tu compra. Orgulloso llegas a casa y recuerdas repentinamente que pronto se aproxima el cumpleaños de uno de tus parientes y que, si no le llevas regalo probablemente se enfadara contigo. Así que entras a tu computador y cuando abres tu correo ves una increíble oferta de la tienda a la que fuiste en la que te agradecen por tu anterior compra y señalan una promoción de 2 * 1 en artículos de la misma categoría a la que tú compraste. En ese momento feliz de haber ido a esa tienda, vuelves y efectúas otra compra. De esta manera y con el apoyo del Retargeting pudiste efectuar Remarketing y volviste a atraer a un cliente que ya había efectuado con anterioridad una compra.

Mediante el uso de estas herramientas, las empresas pueden conocer los gustos y preferencias de los presentes y futuros clientes, formando un vínculo que se hace más fuerte, mediante promociones específicas o el envío de mensajes personalizados según las necesidades de los usuarios. El éxito de estas campañas aquí es la personificación.

¡Manos a la obra!